Cuidados en Rinoplastia

Cuidados en Rinoplastia

La rinoplastia no tiene una serie ordenada de pasos. Cada cirugía es única y se adapta a la anatomía y los objetivos específicos de la persona que se opera. A continuación le compartimos los cuidados en rinoplastia.

Alimentos y medicamentos

Evita medicamentos que contengan aspirina o ibuprofeno (Advil, Motrin IB, y otros) durante dos semanas antes y después de la cirugía. Estos medicamentos pueden incrementar el sangrado. Toma solo los medicamentos aprobados o recetados por el cirujano. Además, evita remedios a base de hierbas y suplementos de venta libre.

Si fumas, deja de fumar. Fumar retrasa el proceso de curación después de la cirugía y puede hacer que seas más propenso a contraer una infección.

Fumar

El fumar reduce la irrigación sanguínea (cantidad de sangre y con esto la cantidad de oxígeno) en la nariz directamente, lo cual interfiere en la cicatrización.

Se recomienda suspenderlo 4 semanas antes de la cirugía y 3 semanas posterior a esta.

Cicatriz

La cicatrización depende de cada organismo, por esto no se pueden esperar los mismos resultados en todos los pacientes, en esto influye el estado nutricional, factores genéticos, tipo de piel, etc.

Hematoma (sangrado) muy raro

Un hematoma es una colección de sangre. El mayor riesgo se encuentra presente en las primeras 24 hrs, sin embargo se puede presentar en las primeras semanas.

Inflamación

La inflamación es parte de la cicatrización, ésta es más importante durante los primeros 3 días. En algunos pacientes se puede presentar por más tiempo, semanas e incluso meses.

EL RESULTADO FINAL DE LA CIRUGIA TOMA APROXIMADAMENTE UN AÑO.

Infección

Todo procedimiento quirúrgico tiene el riesgo de infección, esto se evita con tratamiento antibiótico posterior a la cirugía.

Dolor

No hay dolor durante la cirugía, ya que esta se encuentra completamente anestesiada, el bloqueo o adormecimiento de la nariz puede durar incluso varias horas posterior a la cirugía.

Se da tratamiento analgésico durante el procedimiento y posterior a este con lo cual no se presenta dolor.

Obstrucción nasal

La obstrucción nasal es un síntoma muy frecuente, el cual se puede presentar todo el tiempo, o de forma intermitente, de un solo lado o de forma bilateral.

Hay varias causas, desde desviación septal (tabique nasal), crecimiento de los cornetes, sinusitis, tumoraciones nasales, etc.

En ocasiones se puede asociar con otros síntomas, como el sangrado nasal, secreción amarillenta, mal olor, perdida del olfato.

Por esto se debe estudiar a fondo su causa, y su posible tratamiento, el cual se considera es exitoso en cerca del 99% de los casos.